Nuestra razón de ser

Siembra busca que todos puedan acceder no solo a una vivienda digna, sino a un entorno digno, en el que puedan desarrollarse individual y colectivamente.  

Somos un territorio de todos, porque trabajamos por:

*Eliminar el estigma: quienes habitarán el territorio harán parte activa de su mejoramiento constante, para dejarle un espacio digno a las futuras generaciones.

*Crear vivienda digna: vivir en un apartamento de interés social es una oportunidad para construir tu hogar tal cual como lo sueñas, según tus capacidades económicas. 

*Trabajar por el buen vivir: estar felices en el territorio que habitamos, en una sana relación sana con nosotros mismos, los demás y la naturaleza.

*Coadyuvar a la vida en plenitud: Siembra es un proyecto de vivienda de interés social que busca que las personas que lo habiten tengan un espacio bello, integral y adaptable a todos los tipos de población. Para que las personas estén bien y se sientan bien, tanto adentro como afuera de casa. 

*Respetar y propender por la vida digna: el sector que vivimos lo construimos nosotros. La vida digna se logra al empoderarse del territorio en el que se vive para transformarlo. 

*Invitar a disfrutar la vida: los habitantes de Siembra no solo compran un apartamento, acceden a la oportunidad de disfrutar un territorio de más de 10 hectáreas lleno de espacios para disfrutar la vida: parques, juegos didácticos, gimnasio, teatro al aire libre, espacios para conversar, zonas comerciales, canchas polideportivas y una gran reserva forestal protegida, en la que no se construirá, para tener por décadas un pulmón verde en el territorio. 

Siembra es el espacio donde crecen los hogares y se construye el territorio de todos. Por eso está comprometido con materializar el desarrollo de las comunidades y de sus entornos.

Segùn el acuerdo No 33 de 2009, “Revisión y ajuste del Plan de Ordenamiento Territorial de Bello”: la importancia de la construcción de un “Tejido residencial”, entendido como el conjunto de edificaciones e implantaciones humanas en el territorio dedicados a la vivienda, que aportan a la construcción de ciudad. El tejido residencial se construye principalmente a través de la generación de viviendas de interés social que cumplan con condiciones de habitabilidad, movilidad (accesibilidad a la malla vial), seguridad, funcionalidad. 

Tomamos eso escrito en el pael y lo materializamos en nuestro proyecto. Aportamos espacios habitables, generamos vías alternativas de acceso y espacios que comunican con el transporte público y la malla vial de la ciudad, hacemos apartamentos funcionales, optimizando los espacios internos de la vivienda y diseñándola con la mayor eficiencia; y creamos un entorno de urbanismo para aportar no solo una vivienda digna, sino a un territorio digno para todos. En cuanto a la seguridad, consideramos que es ella una construcción social que parte del compromiso de todos quienes habitamos el territorio y estamos construyendo redes sanas de convivencia que aporten a la seguridad y tranquilidad ciudadana. 

Por otra parte, Bello es una de las ciudades con menos espacio público del Valle de Aburrá, su ausencia de parques infantiles, placas polideportivas, lugares lúdico-recreativos y zonas verdes obliga a las personas que lo habitan a desplazarse hasta barrios ubicados en Medellín, para encontrar dichos espacios. Esto genera que los habitantes no cuenten con espacios para construir relaciones de convivencia y vecinazgo mediante la recreación y el ocio. 

Pensando en lo anterior, Siembra es una propuesta que va más allá de la construcción de viviendas de interés social, es una apuesta por el urbanismo, las zonas de desarrollo social y la construcción de espacio público para la población del barrio París y sus vecinos. 

Nuestra filosofía es simple de comprender: Siembra es un territorio que construimos y disfrutamos todos.