El corazón del proyecto de vivienda y urbanismo

Siembra es su filosofía social, cuyo objetivo es construir espacios sanos, seguros y aptos para que las personas habiten un territorio digno, en el que sus hogares crezcan de la mano con la comunidad de la que harán parte.